¡Vamos a por el Chopo!

ChopoTodos los años se comenta que éste va a ser el último año que se vaya a por el chopo, que ya no hay ese espíritu aventurero que empujaba a nuestros mayores a traer a hombros un chopo desde el río en la noche de Nochebuena. Pero año tras año, el chopo luce en la plaza de la iglesia como señal de que la Navidad ha llegado a Cardiel.

El año pasado fueron 10 jóvenes, entre los que había chavales de apenas 16 años, quienes se encargaron de cumplir la tradición, que se lleva celebrando desde tiempos inmemoriales. Seguro que este año se volverán a juntar los valientes y traerán a Cardiel el Chopo, como todos los años.

Recordemos, para los que no estén familiarizados con esta tradición, se trata de que los quintos (los jóvenes que sorteaban ese año para ir a la mili) debían de cortar un chopo, normalmente en el río, traerlo a hombros y ponerlo en la plaza de la iglesia. Todo esto se hacía la noche de Nochebuena después de cenar. Mientras, en la plaza del pueblo quedaban las mujeres preparando diversas viandas (chorizo, panceta o lo que hubiera) alrededor de una gran lumbre. Para así, cuando volvieran los quintos con el chopo, pudieran reponer fuerzas al calor de la fogata.

Como en los últimos años, los encargados de “plantar” el chopo en la plaza han sido cardielejos que ya fueron quintos hace años, y que ahora, convirtiéndose ya en tradición del día de Navidad, se reúnen alrededor de una mesa llena de productos de la tierra, ya sea aceitunas, queso, carne de jabalí, y diversas viandas regadas con vino de bodegas del propio pueblo o de otros cercanos para dar buena cuenta de ellas después de haber dejado bien erguido el chopo traído con gran esfuerzo por los jóvenes del pueblo.

Si quieres ver más fotos pincha aquí.

Comentarios cerrados.