Cazalegas aprueba con un “bien”, Escalona vuelve a suspender

La Agencia Europea de Medio Ambiente ha emitido el informe anual sobre la calidad del agua en puntos de baño en los países europeos, en los que los dos que nos afectan más cercanamente hay diferentes calificaciones.

Según la Agencia Europea de Medio Ambiente (AEMA) la zona de baño del río Alberche, a su paso por Escalona, no alcanza los criterios de calidad europeos y suspende por séptimo año consecutivo en la evaluación de calidad elaborada por dicha agencia.

Por contra, el otro punto de baño cercano a nuestro municipio que la agencia evalúa desde hace años, el embalse de Cazalegas, pasó en 2016 de Calidad Excelente a Buena, y así se mantiene para este año.

La contaminación del agua por bacterias fecales sigue constituyendo un riesgo para la salud humana, especialmente si se encuentran en zonas de baño. Nadar en playas o lagos contaminados puede originar enfermedades.

Las principales fuentes de contaminación son las aguas residuales y las aguas de drenaje de explotaciones y tierras agrícolas. Esa contaminación aumenta en caso de fuertes lluvias e inundaciones, debido al desbordamiento de las alcantarillas y al vertido de aguas de drenaje contaminadas en ríos y mares.

Todos los Estados miembros de la UE, más Albania y Suiza, controlan sus zonas de baño con arreglo a las disposiciones de la Directiva relativa a las aguas de baño de la UE. La evaluación de la calidad de las aguas de baño en virtud de la Directiva relativa a las aguas de baño se sirve de los valores de dos parámetros microbiológicos: enterococos intestinales y Escherichia coli. La legislación especifica si la calidad de las aguas de baño puede calificarse de «excelente», «buena», «suficiente» o «insuficiente» en función de los niveles de bacterias fecales detectadas. Si la calidad de las aguas se clasifica como «insuficiente», los Estados miembros deben tomar determinadas medidas, como prohibir el baño o publicar un aviso aconsejando no bañarse, facilitar información al público y tomar las medidas correctoras adecuadas.